Contaminación en aguas continentales superficiales
Por: E. Jordán Muñoz Adalia

Ø Introducción:
Las masas de agua son uno de los principales sumideros de contaminantes de origen antrópico. Dado su elevado poder de autodepuración y transporte de contaminantes las aguas continentales han sido empleadas tradicionalmente como medio principal para la eliminación de contaminantes. Esto representa un grave daño para el medio natural y para los ecosistemas ligados a este tipo de aguas. En este apartado del trabajo se comentará la evolución de los contaminantes en las aguas superficiales.


Ø Principales tipos de aguas continentales superficiales:

Es importante reconocer los tipos de aguas superficiales que abundan en tierra firme así como sus características y/o patrones de conducta para así poder analizar el grado de impacto que pudiera tener un vertido en unas u otras dependiendo de su situación;

Los tipos más importantes son 3: Los ríos y los lagos

  • Los Ríos: Son corrientes que fluyen en los continentes, de las partes altas hacia las bajas. La cuenca del rió es la región, delimitada por montañas o elevaciones, que capta aguas para alimentar las corrientes. El relieve determina también el tamaño y la forma de la cuenca, los cuales fijan la cantidad de agua que recibe un río, es decir, el caudal; obviamente, mientras más grande es la cuenca, mayor es el caudal de un río. El caudal varia su velocidad y su fuerza a lo largo del centro del cauce o río. Esas variaciones se denominan gasto y se calculan dividiendo el volumen de agua entre la longitud del tramo que recorre el río. El gasto de un río influye en la cantidad de material sólido que puede arrastrar y muestra la potencialidad de la corriente para obtener electricidad de ella.
  • Los Lagos: Son parte del drenaje continental. El agua en su camino rumbo al mar, o al fondo interior de una vertiente, puede detenerse ante diversos obstáculos y forman los cuerpos de agua que adquieren características vitales como movimientos y función natural. En los lagos se desarrolla mas vida vegetal y animal que en los ríos (hay por tanto un mayor grado potencial de afección por parte de los contamiantes en estos que en los ríos). Esto se debe a la tranquilidad de sus aguas. Los lagos regulan tanto la temperatura de su zona circudante al funcionar como termostatos como los ríos que surgen de ellos. Igualmente humedecen la atmósfera que influye en la cantidad de lluvias. Asimismo, en los lagos se depositan minerales inorgánicos y orgánicos. El hombre ha aprovechado los lagos para comunicarse, cultivar, recrearse y mantenerlos como fuentes permanentes de agua. Por ello se han creado lagos artificiales. Los lagos se alimentan del los ríos, por medio de lluvias, deshielos y emanaciones subterráneas (si un río que va a parar a ese lago está contaminado, por consiguiente el lago recibirá los residuos y también lo estará). En los lagos, las fluctuaciones se presentan a mediano y a largo plazos, por lo que su nivel aumenta o decrece en años, de acuerdo con la alimentación recibida y el ritmo con que emana el agua. Si pierde agua a mayor velocidad que la ganancia, el lago tiende a salarse y a disminuir su nivel, llegando en ciertos casos a secarse. Hay varias razones por las que un lago puede desecarse: Levantamiento del nivel continental, deforestación, formación de grietas, acumulación de sedimentos en su fondo(pudiendo ser provocados por la acumulación de contaminantes), crecimiento urbano, vegetación nociva...
  • Los torrentes son corrientes se agua rápida con bruscas variaciones de caudal que, debido a la pendiente del terreno, van erosionando intensamente la superficie terrestre. La zona de recogida de las aguas salvajes, donde tiene su origen, presenta forma de embudo y recibe el nombre de cuenca de recepción (curso superior). Debido a la fuerte pendiente, el agua erosiona y se encaja, formando su cauce, que es un surco más o menos estrecho (según por la roca por la que discurra), llamado canal de desagüe (curso medio). Finalmente, la zona donde se depositan los materiales arrastrados se conoce como abanico o cono de deyección.



Ø Principales contaminantes:

De entre los muchos tipos de contaminantes que pueden encontrarse en las aguas superficiales algunos de los más reseñables se enumeran a continuación:

Contaminantes orgánicos: Se trata de especies químicas con alto contenido en carbono, su peso molecular, estructura y carga son muy variados y por ello su estudio se suele abordar desde diferentes subgrupos donde destacan algunos como los hidrocarburos (Ej. Alcanos, alquenos, comp. aromáticos…), detergentes (polares y apolares), insecticidas y fluidos estables empleados en refrigerante como los PCB's entre muchos otros.
Metales: Es posible encontrar diferentes metales en disolución en las aguas superficiales, tal es el caso del plomo, el zinc o el manganeso, no obstante también pueden formar complejos por transferencia electrónica que pueden llegar a ser realmente peligrosos en el medio acuático ya que muchos de ellos no se degradan y se acumulan en las cadenas tróficas.
Fertilizantes inorgánicos: En este grupo se incluyen los fosfatos y nitratos que con relativa frecuencia llegan a las aguas superficiales provocando el denominado proceso de eutrofización, por el cual, el nivel de oxigeno ene el agua desciende bruscamente provocando la pérdida de comunidades acuáticas enteras.
Agentes patógenos: Se trata de virus, bacterias, protozoos y otros microorganismos que en muchas ocasiones producen el empeoramiento de la calidad del agua de consumo y riego. En ocasiones son indicadores naturales del estado de conservación de las aguas.
Sustancias radiactivas: Tanto los desechos nucleares como la radiación ligada a ellos representan un foco de contaminación para las aguas superficiales
Sedimentos y materiales suspendidos. Muchas partículas arrancadas del suelo y arrastradas a el agua, junto con otros materiales que hay en suspensión en las aguas, son, en términos de masa total, la mayor fuente de contaminación del agua. La turbidez que provocan en el agua dificulta la vida de algunos organismos, y los sedimentos que se van acumulando destruyen los lugares de alimentación o de desove de los peces, rellenan lagos o pantanos y obstruyen canales, ríos y puertos.

Ø Evolución de los contaminantes en el medio:

Cada tipo de contaminantes llega al medio acuático superficial de diverso modo y la evolución que sufre una vez en ese medio es compleja y variable.
La mayoría de aportes de materia orgánica a los cursos fluviales se dan a través de los alcantarillados y los vertidos ganaderos mientras que la llegada de metales de todo tipo a las aguas superficiales suele estar relacionada con actividades mineras e industriales.
En cuanto a los fertilizantes inorgánicos, su incorporación al medio es en la mayoría de los casos facilitada por las actividades agrícolas. Los desechos radiactivos y las radiaciones que aumentan la temperatura del agua (con la consiguiente pérdida de 02) suelen ligarse así mismo a actividades industriales.
El transporte de los contaminantes en las aguas superficiales depende en gran medida de las formas en que estos se encuentren. Así el transporte y el destino de cada contaminante variarán en función de si se encuentra en forma de sólido suspendido, partículas disueltas, líquidos etc.
Caso reseñable es el de la materia particulada que si bien puede acabar por depositarse ene le fondo el cauce, es probable que acabe aflorando a la superficie en base a al densidad que presente.

La velocidad de las aguas tiene una gran relevancia en la dispersión de los contaminantes como es lógico pues a menores velocidades mayores tasas de sedimentación de contaminantes se obtendrán. De manera general los contaminantes de las aguas superficiales se ven arrastrados por el agua y recorren grandes distancias por lo que los efectos dañinos que provocan pueden, de esta manera llegar a mayor variedad de ecosistemas, el estado físico y la estabilidad de cada sustancia contaminantes condicionará la persistencia en el medio y la distancia que recorrerá. En el caso de los lagos tan solo las propias corrientes convectivas y superficiales de la masa realizan la labor de transporte de contaminantes.

De entre los factores que influyen en la evolución de los contaminantes en el medio acuático superficial cabe destacar el efecto de la polaridad. El agua es un medio polarizado en el que las sustancias polares se diluirán con relativa facilidad, de la misma manera, los contaminantes apolares no se disolverán manteniéndose en su forma original en el medio acuático. La presión de vapor así como el grado de estabilidad molecular se perfilan como factores a considerar a la hora de valorar la posible evolución de un contaminante en las aguas superficiales.

Ø Respuesta de la comunidad biológica:
En las capas más superficiales de las aguas continentales se encuentra una amplia variedad de organismos que empelan este medio como base para una clase de ecosistemas sensibles y complejos.
Los contaminantes causan efectos negativos en estas comunidades que muchas veces se manifiestan mediante procesos de toxicidad (en todas sus variantes como neurotoxicidad o carcinotoxicidad por ejemplo), fallos en la reproducción, bioacumulación, desaparición de taxones exigentes en calidad del agua etc.

Ø Prevención y conservación:

Como ya se ha apuntado, el medio de aguas superficiales continentales es realmente susceptible a alteraciones ambientales tales como la contaminación. Para minimizar los impactos que las actividades humanas causan se deben adoptar medidas preventivas como al depuración de las aguas que se vierten a los cursos fluviales, el control, seguimiento y monitoreo de tramos potencialmente contaminados y el establecimiento de sanciones y revisiones periódicas a los posibles focos de contaminantes. De esta manera se conseguirá el mantenimiento del estado óptimo de las aguas superficiales continentales.

Ø Referencias bibliográficas:
o Lennthec. FAQ de los contaminantes de aguas; preguntas frecuentes [artículo] Disponible en:{http://www.lenntech.com/espanol/FAQ-contaminantes-del-agua.htm } [con acceso el martes 28/04/09]
o Autosuficiencia. Contaminación del agua [artículo de revista digital] Disponible en:{http://www.autosuficiencia.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=959} [con acceso el martes 28/04/09]
o Miliarium; Ingeniería civil y medio ambiente. Contaminación de las aguas [artículo] Disponible en: {http://www.miliarium.com/Monografias/Nitratos/ContaminacionAgua.asp } [con acceso el viernes [01/05/09]
http://www.lenntech.com/espanol/FAQ-contaminantes-del-agua.htm (básico, tiene mucha info)
http://www.intramed.net/sitios/libro_virtual4/4.pdf
http://www.monografias.com/trabajos/contamagua/contamagua.shtml
http://www.autosuficiencia.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=959
http://html.rincondelvago.com/aguas-continentales-y-oceanicas.html


Justificación:
Realizado a partir de la tabla adjunta en Moodle. Según los diferentes medios de la hidrosfera:
Fragilidad:Tanto en ríos como lagos y embalses es muy elevada y esto es por que todos ellos son muy susceptibles al aporte de contaminantes tanto por las actividades humanas como por vertidos procedentes de la tierra y aportes atmosféricos.
Irreversibilidad: En los ríos su valor es nulo puesto que, por su dinámica natural y el continuo movimiento de sus aguas, poseen un elevado gardo de autodepuración. Los embalses tampoco presentan una gran irreversibilidad debido a que existe una regulación por parte del hombre y sobre ellos existen actuaciones controladas por parte del hombre. Los lagos demuestran tener una irreversibilidad moderada puesto que al no tener un movimiento de aguas continuo se convierten en un sumidero de contaminantes que puede, en muchos casos, tener soluciones muy dificiles a medio y largo plazo.
Progresividad: Es nula en los tres casos, en los ríos es clara puesto que se trata de un sistema cambiante y en los otros dos medios el valor tan bajo puede ser debido a las escasa posibilidades de que el sistema evolucione puesto que las aguas están mayoritariamente inmóviles, aunque desconozco la causa última.

Justificación(2):
Fragilidad:
Opuestamente a la fragilidad que presentan los lagos, ríos y embalses; la fragilidad de los océanos es muy escasa en cuanto al aporte de contaminantes y su afección en el medio. Esto es debido a la vastedad de las masas de agua, presentando una gran capacidad depuradora al igual que la presenta la atmósfera terrestre para con los gases que se desprenden de las reacciones naturales y/o arificiales. Ahora bien, no es menos cierto que el escaso grado de fragilidad llega hasta cierto punto, que una vez sobrepasado puede llegar a sobresaturar el sistema de autodepuración y sobrepasando esos niveles de fragilidad.
Irreversibilidad: Ya descrita la irreversibilidad de las aguas dulces; la irreversibilidad de las aguas salinas viene siendo nula y casi nula. En los primeros el nivel de superficie y dimensiones deja claro que siempre se va a incidir en ciertos puntos o focos muy concretos a la hora de producirse el vertido de contaminantes, teniendo todos ellos gran viabilidad de repuesta y rectificación; en cuanto al segundo caso; la irreversibilidad en los mares es menor no sólo debido a sus dimensiones, sino también porque el influjo de ciertos fenómenos tales como las corrientes marinas o los desplazamientos de las masas de agua se producen en menor grado. En relación a la irreversibilidad de los ríos, he de añadir que al ser ecosistemas generalmente dinámicos, hay una gran renovación de oxígeno con lo que los contaminantes se pueden degradar y oxidar, dando facilidad a la reversión de los mismos o bien a que no posean un alto grado de irreversión gracias a los microorganismos aerobios sobretodo que los pueden degradar.
Progresividad: La escasa o nula progresividad que muestran los lagos y embalses frente a la contaminación se puede deber a procesos de control por parte del hombre y acciones que pueda llevar en estos medios, que al no abarcar mucha extensión pueden ser fácilmente controlables y regulables bajo buenas acciones y medidas ambientales. Por otra parte, las aguas salinas tales como mares y oceános actúan como enormes plantas de depuración limitada y por ello cabe esperar que la progresividad sea nula o casi nula en estas aguas.